Partiendo de la Ciudad de México y a bordo de la nueva camioneta Mazda CX-5, Paulina Vélez, Marco Beteta y Pedro Reyes, miembros del consejo de Gourmet Awards, viajaron para evaluar los mejores restaurantes de la colorida ciudad guanajuatense.

Había mucha hambre en el camino, sin embargo el viaje fue tan placentero que decidieron guardar las ganas y llegar con el ojo –y el apetito– bien afilados a la primera cita.

Jacinto 1930 fue el restaurante encargado de la bienvenida. El primer aspecto a evaluar fue la carta de coctelería diseñada por Adrian Evans, mixólogo originario de Gales, donde se encuentran atrevidas mezclas con licores, cítricos, chile y mucho tequila.

La coctelería es una de las protagonistas del lugar. Más adelante, el chef Israel Loyola, originario de Oaxaca, salió a recibir a los jueces, quienes se dejaron llevar pos sus creaciones. En particular, dos platillos que él insistió que debían llegar a la mesa: el taco de huevo con escamoles, hoja santa, queso fresco, salsa y ceniza de huitlacoche; y el pulpo con tocineta asados con chochoyotas y chicatanas. Ambos platillos, acompañados por vino blanco del Valle de Guadalupe, fueron un éxito absoluto. Otros de los que levantaron suspiros fueron la tetela rellena de burrata con frijol, chile de árbol y charales; y el taco de lechón al pastor con piel crujiente.

La ruta de San Miguel de Allende de Gourmet Awards coincidió con la primera edición del Mercado de Arte y Gastronomía (MAG), una situación ideal para que los miembros del jurado siguieran cumpliendo antojos. El tiempo permitió visitar el parque Benito Juárez donde los creadores de MAG montaron un mercado al aire libre –que llamaron Marché– donde era posible degustar vino, mezcal, moles, quesos, tacos, hamburguesas y comprar todo tipo de artículos relacionados con la gastronomía: cuchillos, delantales, libros de cocina.

Por la noche, la ruta dirigía hacia el hotel Dos Casas, hogar del restaurante Áperi, comandado por el chef Matteo Salas. El menú fue servido –y explicado– por el propio Matteo. Entre los destacados: un espectacular pato y un ceviche con oreja crujiente de cerdo. Para terminar, un wagyu de Durango solicitado por un voraz Marco Beteta.

Relox 18, Centro, Zona Centro, 37700
San Miguel de Allende, Gto.

Teléfono: 01 415 150 0075