PRESENTADO POR

La mezcla entre los mejores ingredientes, la habilidad en la preparación y la tecnología de los hornos Hot BlastTM de Samsung permite crear los platillos más exitosos.
El chef Alonso Domínguez sorprendió con una muestra gastronómica.

Cuando existe talento, sin importar la edad, se aprecia en cualquier momento y es imposible ocultarlo. Es el caso del chef Alonso Domínguez, un joven emprendedor que desde muy chico mostró una gran creatividad y curiosidad que lo impulsaron a salir de su zona de confort y así pisar las mejores cocinas de Europa como Paco Roncero, Pepe Solla, entre otras. Gracias a la experiencia que obtuvo en este trayecto, decidió emprender su sueño y creó Nextia, un novedoso restaurante de cocina de autor en San Miguel de Allende, Guanajuato. Sus platillos han puesto muy en alto el nombre de México, por lo que este año fue nominado al premio Chef Promesa en Gourmet Awards.

Por sus acabados, la línea Black Stainless de Samsung crea armonía en espacios finos.

A lo largo de su trayectoria ha roto todas las reglas establecidas persiguiendo un solo objetivo: la revolución gastronómica. Este concepto se basa en una filosofía que busca el equilibrio perfecto en cada preparación y así conseguir platillos hermosos a la vista y deliciosos para el paladar. Este pensamiento va de la mano del futuro que Samsung presenta con su línea de hornos Hot BlastTM.

Si pensabas que estos equipos solo calentaban la comida, no es así. Gracias a su avanzada tecnología consiguen alimentos crujientes por fuera y jugosos por dentro al cubrir de forma uniforme 99% del área de la Wide Grill. Cocinar de manera inteligente ya es una realidad, pues cuentan con tres tipos de cocción que elevan las posibilidades al infinito. Con una sola gota de aceite en combinación con la parrilla se necesitará un buen recetario para ponerlos a prueba.

La tecnología permite freír alimentos para obtener términos crujientes.

Al elegir la opción Convección se tiene al instante un horno convencional que puede ajustar la temperatura entre 100o y 400o F; para un dorado crujiente, con el modo Grill se consigue el término deseado; y al escoger la función Microondas, tu platillo se calienta sin perder su forma y color originales.

Un modelo que permite combinar las opciones entre sí y lograr creaciones únicas.